BannerDiputados

MAYO Sec Com

Lunes, 23 Enero 2023 15:04

A 30 años de la histórica marcha contra los despidos masivos del gobierno de Moine

El 21 de enero de 1993 Entre Ríos se vio conmovida por una de las movilizaciones populares más enormes e impresionantes de las que se tenga registro en la provincia. Como un aporte a la construcción de la memoria histórica de nuestro pueblo, uno de sus protagonistas lo cuenta en primera persona.

Esto es lo que escribió un protagonista directo de aquella histórica jornada: Victor Sartori, actual Secretario de Organización de ATE Entre Ríos, integrante de la Agrupación “20 de Diciembre” de trabajadores estatales y miembro de la Corriente Clasista y Combativa. A continuación, su texto y recuerdo en primera persona.

21 de enero de 1993 en la memoria

Un día como hoy, pero de 1993, la ciudad de Paraná se conmovió ante una de las marchas multitudinarias más importantes de la que se tenga registro. Fue el emergente popular expresado en las calles y ante el poder político de entonces, para la confirmación efectiva de que en Entre Ríos la sociedad le daba un “NO” contundente e innegociable a los despidos masivos, que como políticas de ajuste intentaba aplicar el gobernador Mario Moine.

Eran aquellos tiempos de desguace del Estado nacional de la mano de Menem y Cavallo, que aplicaban las recetas del Fondo Monetario Internacional, del Consenso de Washington y, en acuerdo con los gobernadores, del plan Domenicone, del que nuestra provincia era su conejito de indias como laboratorio de ensayo, y que acá se materializaba bajo la ley 8.706.

Los funcionarios (directores, subsecretarios, etc.) tenían directivas precisas de hacer para sus organismos las listas y cumplir, sin discusión alguna, con las cesantías que se imponían desde el Poder Ejecutivo (primero 2.500, hasta llegar a 10.000). Estas directivas no hacían distingo, por lo tanto las victimas podían ser (y fueron) “buenos o malos trabajadores”, mujeres embarazadas, enfermos leves o terminales, únicos sostenes de hogar, etc. La única e inmutable condición era la de cumplir con el porcentaje asignado.

La Multisectorial en Defensa de Entre Ríos y su Pueblo, con centro coordinador en ATE -cuya conducción encabezaba Edgardo Massarotti-, supo amalgamar el interés colectivo y la voluntad de lucha de la sociedad dando pelea a fondo, sin medias tintas, en la calle y por todos los medios posibles. Mientras tanto, otros miraban para el costado, no diciendo o haciendo nada, o justificando sus actitudes desde una posibilidad de morigeración del impacto a través de la “negociación”, lo cual era un camino de derrota segura.

La lucha al final rindió sus frutos, el gobierno fue derrotado en toda su línea y se produjo la reincorporación de todos los despedidos, lo que da cuenta de la importancia de tener organizaciones fuertes, arraigadas y con su dirigencia jugada en la defensa de los intereses sectoriales integrados en lo colectivo y popular.

El accionar de la prestigiada Multisectorial se prolongó por mucho tiempo, teniendo especial protagonismo años más tarde durante las jornadas del Argentinazo del año 2001, enfrentando la ley 9.235 y las medidas de otro gobierno ajustador (el de Sergio Montiel) y represor, que se llevó la vida a manos de la policía, de las niñas Romina Iturain, Eloísa Paniagua y del compañero José Daniel Rodríguez (de la CCC). En estas jornadas también se vio evidente la diferencia de aquellos que decidieron enfrentar con los que miraron para otro lado o que negociaron otras salidas.

Vaya en esta conmemoración de aquel ya no tan cercano 21 de enero, el recuerdo a los compañeros y compañeras dirigentes, delegados y delegadas gremiales y militantes que se la jugaron en el rol que a cada uno le tocó en aquella dura pelea. Algunos ya no están: vienen a la memoria –quizá incompleta y frágil– los entrañables compañeros José Lambarri, Alejandro Sologuren, Héctor Zaragoza, José Doná, Enrique Zuco, Silvina Degano, Máximo Ibarra, León Montaldo, Patricia Doval, Walter Figueroa.

También vale el reconocimiento de los funcionarios (pocos, muy pocos) que se negaron a confeccionar las listas de despidos, como la Directora del Servicio Administrativo Contable de la Gobernación, Lola Pimentel, que luego de una asamblea en el lugar y posterior reunión que tuvimos con ella (yo era delegado del sector) tomó la valiente decisión de plantarse ante el propio gobernador, desobedeciendo abiertamente la inflexible orden.

¡VIVA LA MARCHA DEL 21 DE ENERO DE 1.993!

VICTOR SARTORI

Secretario de Organización de ATE Entre Ríos

Integrante de la Agrupación “20 de Diciembre” de trabajadores estatales y miembro de la Corriente Clasista y Combativa.

Al cumplirse 20 años de esta fecha, en Río Bravo habíamos publicado esta nota de Silvina Suárez.

Publicado por Río Bravo el 23 de enero de 2023. La fotografía es solo ilustrativa.

Modificado por última vez en Lunes, 23 Enero 2023 21:32

845x117 Prueba