Domingo, 10 Abril 2022 10:12

Agro y regulaciones: qué dicen los sectores del campo que piden mayor intervención del Estado

Escrito por Santiago Mac Yntyre

La Mesa de Enlace pide "basta de restricciones intervencionistas" cada vez que se habla de retenciones. Referentes de pequeños productores y de la agricultura familiar consideran "inentendible" el rechazo a la suba de retenciones al aceite y la harina de soja y advierten que la Federación Agraria "va contra su propia historia". Con la segmentación como criterio, no sólo apoyan sino que impulsan medidas que desacoplen los precios internos de los valores internacionales.

Cuando el Gobierno nacional anunció, hace tres semanas, la creación del Fondo Estabilizador Temporario del trigo argentino (a través del Decreto 132/2022) con el que busca compensar a la molinería y evitar que la escalada del grano en los mercados internacionales se traslade a los precios internos, las entidades que integran la Mesa de Enlace pusieron el grito en el cielo.

El fondo se financia con el incremento transitorio de dos puntos porcentuales en las retenciones a la exportación la harina y el aceite de soja, por lo que no afectaría a los productores de granos que venden la materia prima a las aceiteras o a las cerealeras. Así, la retención que pagan estas empresas pasó de 31 al 33 por ciento mientras que los productores agropecuarios siguen vendiendo la soja con el 33 por ciento vigente.

Reacción inesperada

Llamativamente, la reacción más ruidosa no fue de los propios exportadores sino de las entidades de la Mesa de Enlace, que representan a una parte de los productores. En el caso de Entre Ríos, primero fue con un tractorazo en la localidad de Ceibas y una concentración en Crespo bajo el lema “por Argentina y el campo decimos basta” y exigiendo “basta al incremento de retenciones” y “basta a las restricciones intervencionistas en la comercialización de granos y carnes por parte del Gobierno nacional”. Luego siguió con un acto en la Sociedad Rural de Chajarí, en la que el presidente de la entidad, Juan Diego Etchevehere, sostuvo que "el Gobierno no tomó una sola medida a favor del sector", aún a pesar de la reciente declaración de la Emergencia Agropecuaria.

ProtestaSRAchajari

En Chajarí, la Mesa de Enlace pidió a fines de marzo "basta de intervención".

Párrafo aparte, en el caso de Etchevehere, no debería omitirse que fue  y es parte interesada en que el Estado deje hacer libremente a los privados: fue precisamente gracias a esa actitud pasiva que su familia –parte propietaria de El Diario de Paraná– pudo realizar un fenomenal vaciamiento, dejar en la calle a la mayor parte de los 130 trabajadores que el matutino supo tener.

Sin suscribir abiertamente a las diatribas anti Estado, desde la Federación Agraria se sumaron al rechazo de la medida. Aunque reconoció que "en una primera lectura esos aumentos no afectarían al productor primario, no modificarían el precio del poroto como lo vende el chacarero", el vicepresidente de la entidad a nivel nacional y director del distrito tres (Entre Ríos), Elvio Guía, justificó la postura de la Mesa de Enlace y la propia FAA en “el temor y el malestar reinante en los productores" de que "el diferencial se pase de la industria al sector productivo".

Más regulación, un pedido desde el campo que algunos quieren ocultar

Sin embargo, aunque (las de la Mesa de Enlace) son las voces más amplificadas mediáticamente, entre los actores de la producción agropecuaria existe una diversidad de ideas y voces –sobre todo pequeños y medianos productores y agricultores familiares y organizaciones que buscan expresar esos intereses– que ponen en crisis ese concepto monolítico de "el campo" sin matices ni diferencias al se identifica automáticamente con las consignas de la Mesa de Enlance y al que toda intervención estatal en la economía y la producción le causa espanto, pero donde poco se dice de un modelo cuya matriz lleva a la concentración de la tierra y la producción en cada vez menos manos.

Pablo Paillole es productor porcino y dirigente del Distrito 6 de la FAA, miembro de la corriente interna Chacareros Federados y defensor de los principios históricos de la entidad, que lo ubican en la vereda opuesta de la actual conducción por el alineamiento de la entidad detrás de las consignas liberales de la Mesa de Enlace.

En diálogo con Río Bravo, Paillole aclaró de arranque que este aumento de las retenciones "se le hace no a los productores agropecuarios sino a los ocho grandes exportadores de aceite y harina. Esos exportadores le pagan al productor haciéndoles el descuento del 33 por ciento de retenciones y ellos pagaban el 31".

Durante la gestión de Cambiemos, los sectores que ahora aportan al fondo para compensar a los molineros pagaban 33 por ciento de retenciones, hasta que se redujeron en octubre de 2020 y se mantenían en 31 por ciento hasta la reciente suba.

"En principio estamos totalmente de acuerdo con esta medida de tratar de desacoplar los precios internacionales con el mercado interno y estamos de acuerdo que los que tienen que aportar a ese fondo son los grupos concentrados", reconoció Paillole, que fue más allá y redobló la apuesta: "Lo que estamos viendo es que esa intervención del Estado se tiene que extender a otros productos. Nosotros estamos viendo por ejemplo el problema que se da con la carne de pollo, de cerdo, vacuna que, al aumentar el costo de producción por la suba en los precios internacionales, está haciendo que muchos productores, principalmente los pequeños y medianos, no puedan seguir en la actividad porque les aumentó mucho el costo del maíz y la soja".

"Estamos totalmente de acuerdo con esta medida de tratar de desacoplar los precios internacionales con el mercado interno y estamos de acuerdo que los que tienen que aportar a ese fondo son los grupos concentrados", dice Paillole.

La postura de Paillole se remite a la propia historia de la Federación Agraria y a la realidad que viven los productores de menor escala: sin políticas activas del Estado, el grande se come al chico. Sólo basta repasar los datos de los últimos censos agropecuarios, donde la cantidad de explotaciones agropecuarias en el país pasó de 378.000 en 1988 a 297.000 en 2002 y 222.000 en 2018: 156.000 productores menos en 20 años. No es que "desaparecieron" esas tierras o dejó de producirse en ellas: de hecho la superficie sembrada creció en más de 10 millones de hectáreas en los últimos 25 años. Sin embargo, eso no implicó el ingreso de nuevos actores a la actividad sino todo lo contrario; los productores y grupos de mayor escala de producción sumaron nuevas tierras. ¿Cómo? Absorbiendo las de quienes iban quedando fuera de juego.

La cantidad de explotaciones agropecuarias en el país pasó de 378.000 en 1988 a 297.000 en 2002 y 222.000 en 1018: 156.000 productores menos en 20 años (...) la superficie sembrada creció en más de 10 millones de hectáreas en los últimos 25 años.

Así, en los últimos tres censos, el promedio de superficie por explotación agropecuaria casi se duplicó, pasando de 421 hectáreas en 1988 a 826 en 2018. Es decir: en el mismo campo que la Mesa de Enlace presenta como víctima de un Estado omnipresente y aplastante, hubo y sigue habiendo ganadores y perdedores; ganadores que fueron avanzando en desmedro del resto, precisamente, gracias a la resignación de los mecanismos de intervención y contralor que supo tener el Estado al menos hasta inicios de los '90.

Algo de ese escenario variopinto se vio en la última Expoagro, mientras la Mesa de Enlace exhibe las penurias de esa totalidad homogénea que llaman "el campo", hay ganadores cuya realidad poco tiene que ver con la de los productores más afectados: aún a pesar de la sequía "explotó, hubo récords en negocios y compras de maquinaria", reconoció un asistente al evento. Mientras, los perdedores de ese modelo adicto al monocultivo y los commodities (materias primas que sirven de insumos para otras actividades) no se asomaron ni a la entrada del gran evento de "el campo argentino".

El promedio de superficie por explotación agropecuaria pasó de 421 hectáreas en 1988 a 826 en 2018. Lejos del Estado omnipresente que denuncia la Mesa de Enlace, miles de productores fueron expulsados y unos pocos concentraron la tierra gracias a la resignación de los mecanismos de intervención y contralor que supo tener el Estado al menos hasta inicios de los '90.

En relación las dificultades que generan los precios internacionales sobre el mercado interno y la posibilidad de amortiguar ese efecto sin afectar la rentabilidad de los productores, desde Chacareros Federados piden que se también se arme un fondo similar al el trigo "para subsidiar a los productores que dan valor agregado a la materia prima, particularmente los productores porcinos, avícolas y bovinos y que el dinero para crear esos fondos los pongan los que se han beneficiado todo este tiempo. Por eso, cuando se habla de retenciones, decimos que tienen que ser segmentadas, o sea que no puede pagar lo mismo Grobocopatel que un productor de 50 o 60 hectáreas", aclaró el dirigente federado.

Pablo Benetti, ingeniero agrónomo y dirigente de la Federación Nacional Campesina (FNC) de Entre Ríos, que nuclea centralmente a agricultores familiares, sostuvo que hace tiempo plantean "la necesidad de generar acciones que desacoplen el precio internacional de los conmodities con el precio interno".

En coincidencia con el análisis de Paillole, afirma que la suba de retenciones "no le afectaría al productor" y serviría para "compensar el precio del trigo y así garantizar que el molinero no tenga que comprar el trigo a valores exagerados sino algo razonable para poder vender la harina y que se pueda mantener el precio actual.

Insistiendo con que la última medida del Gobierno en ese sentido se aplica sobre las industrias y no sobre los productores agrícolas, manifestó que resulta "sorprendente cómo las entidades del campo salen fervientemente en contra de esta medida cuando en realidad no le afecta al productor, que va a seguir recibiendo lo mismo que hoy; no es que le aumentan las retenciones a los granos".

"La Mesa de Enlace es un  brazo político de Cambiemos en el sector agrario"

Benetti da cuenta en primera persona, por su historia, de la ofensiva anti Estado del arco ideológico que actúa en torno a la Mesa de Enlace. Hasta 2018 se desempeñaba como técnico de la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF), que dependía del Ministerio de Agroindustria, comandado entonces por el otrora presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere, hermano de Juan Diego, titular de la SRA Entre Ríos.

AgriculturaFamiliar

En agosto de 2018, 447 trabajadores fueron despedidos de la secretaría de Agricultura Familiar por decisión de Luis Etchevehere; entre ellos 20 entrerrianos.

A la hora de llevar adelante el llamado "Plan del modernización del Estado", un eufemismo utilizado para desmantelar decenas de organismos y realizar miles de despidos, Etchevehere consideró prescindible la SAF y contó con la ayuda de Cristian Schreiner, por entonces delegado provincial del organismo que, aún siendo dirigente de Federación Agraria, nada hizo en oposición a la desarticulación de una repartición estatal orientada a la asistencia y el apoyo a los agricultores familiares y pequeños productores, actores con escasa relevancia para "el campo" que sostienen la Mesa de Enlace y sus principales dirigentes. Por el contrario, ex trabajadores del organismo aseguran que era el propio Schreiner el que armaba las listas de despedidos.

En ese marco, Benetti fue uno de los centenares de trabajadores que cayó en la volteada hasta que en 2020 logró su reincorporación.

Con una mirada crítica sobre las posturas de la Mesa de Enlace y en particular de la FAA, entidad de la que –por su historia aunque no por su presente o su pasado reciente– cabría esperarse otra actitud, el dirigente de la FNC consideró "inentendibles algunas acciones. La Mesa de Enlace en su conjunto se ha convertido en un brazo político de Cambiemos en el sector agrario, entonces cualquier medida que genere el Gobierno van a salir en contra".

"La Federación Agraria, que tendría que representar a los pequeños y medianos productores, sale a defender a las grandes exportadoras y las grandes industrias aceiteras", cuestionó el ingeniero agrónomo.

Benetti

"La Mesa de Enlace se convirtió en el brazo político de Cambiemos en el sector agrario", cuestiona Benetti.

"La FAA nació fomentando una fuerte intervención del Estado"

Hijo de Carlos "Vasco" Paillole, un histórico luchador y dirigente de FAA del sur de la provincia de Santa Fe, Pablo reconoce en su análisis la deformación de los postulados fundantes de la entidad en su devenir, sobre todo en la última década; mucho de eso relacionado con lo que, en los hechos, es casi una fusión con otras entidades como la SRA, CRA o Coninagro: "La posición de la Mesa de Enlace, es una posición ideológica. Ellos parten de que el Estado no tiene que intervenir, que tiene que ser el mercado el que organice la comercialización, la producción, en la cual, cuando pasa eso, los grandes se terminan comiendo a los chicos".

PabloPaillole

"Pedir que el Estado no intervenga va contra la propia historia de la FAA", señala Paillole (en el centro), productor porcino y dirigente del Distrito 6 de la entidad .

Por eso, para Paillole la decisión de la FAA de acoplarse al pedido de los autoconvocados y de sectores del ruralismo de que el Estado no intervenga "es lamentable porque va contra la historia de la Federación Agraria Argentina" y recordó que la entidad nació al calor del Grito de Alcorta, justamente "pidiendo una fuerte intervención del Estado ya sea en el tema de uso de la tierra como en la comercialización".

En ese orden de cosas resaltó que la FAA "surgió contra la expoliación que hacían las multinacionales exportadoras que dejaban dos pesos al pequeño productor, por lo tanto fomentó el cooperativismo, fomentó y propuso la intervención del Estado y apoyó la creación de la Junta Nacional de Granos, el precio mínimo sostén, y hoy es lamentable como la conducción de la FAA va en contra de su propia historia planteando cosas totalmente contradictorias y a favor de los intereses de los grupos concentrados".

Publicado en Río Bravo el 8 de abril de 2022

Modificado por última vez en Martes, 12 Abril 2022 11:42

845x117 Prueba