BannerDiputados

ER POLICIA banner digital GIF 2

Jueves, 18 Mayo 2023 16:25

Formación en las violencias y los abusos en las infancias, una necesidad urgente

Escrito por Lucas Milocco

Una charla debate organizada por estudiantes de psicología de la UADER busca promover el debate sobre la formación de profesionales de la salud mental. La convocatoria, bajo la consigna de “Violencias y abusos en infancias. Reconocimiento e intervenciones posibles”, apunta visibilizar la necesidad real de un abordaje específico en la problemática de las violencias y el abuso en niños, niñas y adolescentes.

La actividad tendrá lugar en la Escuela Normal (aula 35), este viernes a partir de las 15 y tendrá como expositoras invitadas a Cynthia Nasser, trabajadora social que desarrolla una labor de prevención de abuso sexual en las infancias en el marco del dispositivo comunitario del plan Enia; Malen Olaran, abogada especializada en violencia de género y Rosana Fertonani integrante de la Asociación Civil ASI Basta, que desde hace años realiza una intensa labor de concientización, prevención y denuncias en torno a la problemática.

La iniciativa nace del Grupo de Trabajo Barrial (GTB), impulsado por la Corriente Estudiantil Popular Antiimperialista (CEPA) y conformado por estudiantes de Psicología, que lleva adelante el taller de Prevención de Violencia de Género en la Casa de Atención y Acompañamiento Comunitario (CAAC) “José Daniel Rodríguez”, dispositivo de salud que se encuentra en las inmediaciones del volcadero de residuos de la ciudad.

Candela Menardi, una de las estudiantes organizadoras del evento e integrante del GTB, comentó a Río Bravo sobre los motivos que dieron origen a la iniciativa: “Ante las distintas problemáticas que surgían de los niños y niñas que se acercaban al taller, muchos con situaciones de violencia o sospechas de abuso, nos encontramos ante la falta de formación respecto a estos temas en la carrera y tuvimos que recurrir por fuera de la facultad para conocer cómo intervenir en estas situaciones”.


Menardi lamentó que desde la institución educativa no existan instancias de formación específica ni prácticas en la temática que permitan abordar profesionalmente una demanda real tan preocupante como lo es el problema de las violencias y los abusos en las niñeces. “Por eso nos propusimos realizar esta charla-debate, adentro de la Facultad con otros profesionales, para poder brindar las herramientas necesarias a los estudiantes respecto a la temática y pelear porque en algún momento los planes de estudios contengan este tipo de formación”.

La estudiante también se refirió a las planificaciones con las que vienen trabajando en el GTB, entre los que destacó el de Infancias Libres de Violencia. “En este proyecto proponemos el trabajo de distintos ejes a lo largo del año (emociones, cuidado del cuerpo, prevención de violencia y promoción de los derechos del niño). A partir de esos ejes sugerimos distintas acciones como el de integrar a las familias a algunas actividades y a las instituciones aledañas, como las escuelas o las CAPS”.

Educar para prevenir

Rosana Fertonani, una de las invitadas a debatir en la charla de este viernes, es integrante de la Asociación Civil ASI Basta, organización no gubernamental que aborda el Abuso Sexual Infantil (ASI).

Fertonani comentó que “la asociación empezó a trabajar esto de difundir, que se hable del abuso sexual en las infancias, que se prevenga (previniendo desde la información, desde el conocimiento). Instando a que la Educación Sexual Integral se cumpla en todas las ramas de la educación, empezando desde la más temprana; y también trabajando en la prevención de los abusos intrafamiliares, llegando información a las familias, a los niños que están escolarizados y a los que no están, en todo lugar donde algún grupo de niños se junta donde haya adultos que se puedan constituir en adultos protectores, para estas infancias”.

En relación al contexto social y a la problemática del abuso, la referente de la organización civil dijo que “el contexto social agrava, pero tenemos que dejar en claro que los niños/as en todos los estratos sociales pueden ser víctimas. Hablamos de niños en un barrio marginal y hablamos de niños/as en un country. Porque en realidad donde hay un niño/a que esté vulnerable, que pueda ser vulnerado, allí puede haber un agresor sexual. Hablamos de la soledad de los niños, niños que están en un contexto de pobreza, donde los padres trabajan si están los dos, muchas veces son madres a cargo de toda la familia o abuelos o abuelas, que están todos el tiempo procurando la comida para la familia, y no están posibilitados de estar todo el tiempo con los niños. Y en otro contexto socioeconómico más elevado, son padres profesionales u ocupados de sus negocios o empresas y son otras las personas que están acompañando al niño, desde las niñeras o cuidadoras en la primera infancia o los instructores y demás en la adolescencia o en el crecimiento del niño. Asique en cualquier lugar de vulnerabilidad puede haber un niño víctima del abuso sexual”.

Por último, Fertonani comentó sobre esta iniciativa que los estudiantes del GTB llevan adelante: “El grupo que nos convoca trabaja en el terreno de barrios bien sensibles de nuestra ciudad y son estudiantes de Psicología de la UADER. Nosotros necesitamos concientizar a las y los profesionales y mucho más a este sector que está en formación. Porque nos encontramos con la gran dificultad de que no contamos fácilmente con los profesionales para la atención para las víctimas, para las familias, para las madres de las víctimas cuando una situación de abuso se presenta. El sistema público de salud a veces atiende con mucha demora y la irrupción de un abuso sexual dentro de una familia es una catástrofe y esperar meses para ser atendidos significa vulnerar muchos derechos más. También sabemos que hay muy poca formación específica en abuso sexual con todo lo que implica el abuso sexual en las infancias”.

Datos oficiales sobre el abuso infantil en Argentina

Según datos del programa “Las víctimas contra las violencias”, creado en 2006 en el ámbito del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, enero y octubre de 2022 se registraron 2242 casos, con un promedio de 60 denuncias por semana.

Las cifras oficiales, publicadas por el diario Perfil, dan cuenta de que el 16,9% de los casos ocurren entre 0 a 5 años. Mientras que, el 32,9% se da entre niños de 6 a 11 años. Y el 50% de los hechos ocurren desde los 12 a los 17 años.

Dentro del informe también se pudo identificar que en el 84% de los casos, los agresores son del ámbito de confianza de la víctima, ya sea familiares o conocidos. El padre es el principal agresor, seguido por otros familiares, mientras que los padrastros también forman parte de los agresores más comunes.

Por último, el documento arroja que el 36,2 % de violencia sexual contra niñas, niños y adolescentes sucedió en el hogar. El 3,4 % en la vivienda de un familiar y el 27,6 de los hechos sucedieron en entornos digitales, como redes sociales y/o aplicaciones de mensajería instantánea.

No obstante los avances en la sistematización de datos desde la implementación del programa, es alarmante el bajo porcentaje de casos denunciados que llegan a sentencia para el agresor: según información proporcionada al diario Tiempo Judicial por la sexóloga y licenciada en psicología, fundadora de CEPAS Mendoza y delegada de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana, Alejandrina Román, “sólo el 2% de las denuncias por abuso sexual infantil llegan a una sentencia para el agresor”.

Publicado en Río Bravo el 18 de mayo de 2023

Modificado por última vez en Viernes, 19 Mayo 2023 11:22

845x117 Prueba