El Día del trabajador rural conmemora el primer Estatuto del Peón, la norma que cambió las relaciones laborales en el campo. Para los obreros rurales significó una conquista por la que desde décadas venían luchando, derramando su sangre y sacrificando sus vidas. Inmensa es la historiografía al respecto. Pero hoy, más que la celebración se impone la defensa de una Ley que nació, entre otras cosas, para erradicar el trabajo esclavo rural, aún moneda corriente entre los grandes ruralistas y empresarios del campo.

Publicado en Otras yerbas