Jueves, 13 Julio 2017 14:46

Mujeres del barrio “Toto Irigoyen” piden medidas de seguridad en el camino de Arroyo El Cura

Escrito por Paola Robles Duarte

“Ni siquiera la ambulancia entra al barrio; nos tiraron lejos donde no nos vean", protestan las vecinas del barrio Toto Irigoyen de Gualeguaychú. Reclaman iluminación y medidas de seguridad en la zona del puente sobre Arroyo El Cura donde fue hallado el cuerpo de Susana Villarruel.

Sofía es vecina del barrio “Toto Irigoyen” y fue una de las mujeres que se acercó a pedir Justicia, frente al lugar donde se encontró este miércoles el cuerpo sin vida de Susana Villarruel. Sofía es una mujer joven, de contextura menuda, mamá de tres hijos y víctima de un episodio de acoso que tuvo lugar hace aproximadamente 15 días sobre el puente del Arroyo El Cura.

“Venía caminando desde calle Tropas, no tenía plata para el colectivo y no me quedó otra que caminar. Para llegar al barrio tenemos varios kilómetros de oscuridad total, corriendo el riesgo ante colectivos y autos que pasan por acá. El colectivo entra contadas veces en el día y no los días de lluvia o barro; ahora entró hasta el barrio porque el puente está lleno de periodistas por la búsqueda de Susana”, reveló Sofía a R2820.

Una muchedumbre de vecinas -algunas allí con sus niños- apoyaban a Sofía en cada una de sus palabras, y agregaban: “Ni siquiera la ambulancia entra al barrio; nos tiraron lejos donde no nos vean, nos dieron casas pero estamos tirados a la buena de dios”, dijeron.

“Esa tarde-noche venía caminando por el puente, y lo que alcancé a ver fue a un hombre en bicicleta que me agarró fuertemente de los brazos y me manoseó. No quiero contar detalles porque fue horrible, pero solo atiné a pegarle y salir corriendo hasta el destacamento policial; me encontré con el policía durmiendo en el auto, quise entrar al lugar y me dijo que lo esperara a que él entre”, continuó.

Es increíble es escribir esto, pero: Sofía tuvo suerte, puedo zafar. ¿Y si no hubiese podido?

“Si no hay rosto no hay denuncia”

“Cuando le conté lo que me había pasado, me preguntó si había visto el rostro del hombre que me agredió. Cuando le dije que no, que lo único que quería era soltarme y salir de ahí, me dijo que si no hay rostro no hay denuncia. Me pidió que me sentara, que me calmara un poco y que fuera a mi casa. Supuestamente iba a llamar a un patrullero que fuera hasta el puente a ver si encontraba a alguien”, relató Sofía.

Ana, otra de las vecinas sumó: “Yo me encontré a Sofía camino a su casa; era un papel de blanca, temblaba. Ni siquiera le ofrecieron llevarla en patrullero a hacer la denuncia, la mandaron a pata y sola a la comisaría octava. No hay presencia policial en el barrio, estamos totalmente inseguros, no se puede vivir así”.

“A nosotros nos dijeron que esa comisaría, que no sabemos que es, iba a patrullar todas las noches el barrio; pero no hacen nada. Es un solo policía que está ahí, dormido, y no nos toman la denuncia”, agregó Sofía.

“Estamos muy angustiadas con lo que pasó con Susana, no sólo porque era una gran madre y vecina, sino porque sentíamos que tarde o temprano algo así iba a pasar en esta zona; hay mucho peligro ante tanta oscuridad y por como es el camino”, sumó Viviana.

Los pedidos: alumbrado público e ingreso del colectivo con mayor frecuencia al barrio

“Cae una gota de agua o hay un poco de barro y nosotros no tenemos colectivo, la distancia es grande, y si nos agarra la noche afuera del barrio y perdimos el colectivo un día que entre, no sabemos como volver. Esto es una boca de lobo. A la mañana temprano lo mismo. Tal vez si el colectivo entraba al barrio, Susana no tenía que caminar hasta acá y se lo tomaba cerca de la casa, porque sabemos que esa mañana salía a hacer trámites”, conjeturó Ana.

“Esto es puro monte; no hay luz, es una boca de lobo. No se puede andar por acá. Cualquiera te manotea y te mete al monte a hacerte cualquier cosa, eso es lo que no entienden los de la Municipalidad. No podemos salir ni con los chicos. Hoy queremos Justicia por Susana, pero también queremos seguridad para todas las mujeres que vivimos en el barrio, porque esto nos puede pasar a cualquiera de nosotras”, reclamaron.

“Vamos a ir a la Municipalidad a pedir el alumbrado de Tropas hasta el barrio, y también que entre el colectivo, porque ya se lo dijimos a Piaggio cuando vino al barrio en el mes de marzo pero no tenemos ninguna solución todavía”, cerró la mujer.

Según informaron las vecinas, el colectivo ingresa a la barriada a las 6.45, 12.35, 16.35 y 19.45 los días de sol. “Los feriados, los fines de semana y los días de lluvia y barro, el colectivo no entra al barrio”, aseguraron.

“El camino desde calle Tropas hasta nuestras casas es muy largo, de varios kilómetros, y sin alumbrado no podemos andar”, reprocharon.

La necesidad del Consejo de Seguridad

Ante el planteo de las vecinas del barrio Toto Irigoyen, el Subjefe de la Departamental de Policía, Comisario Inspector Cristian Ormaechea, respondió: “Nosotros no podemos hacer nada por el alumbrado público y por la mejora del camino. Sobre el destacamento policial estamos gestionando ante la Provincia un patrullero, que incluso ya está asignado como el móvil 516, al cual se le están haciendo algunos ajustes para que esté listo”.

Respecto del incumplimiento del protocolo, debido a la falta de recepción de la denuncia de la mujer víctima de acoso, se refirió brevemente: “No tenemos información de esa situación”.

Y agregó: “Quiero destacar que estamos trabajando para mejorar lo que tenemos; porque ese destacamento fue primero una casa rodante, ahora tiene otra estructura y estamos trabajando por el móvil para que recorra la zona”.

“Todos estos temas deben tratarse en el marco de un Consejo de Seguridad: alumbrado público, estado de los caminos, medidas que hagan al ordenamiento de la ciudad, tránsito e incluso aquello que implica el accionar policial. Yo tuve la oportunidad de trabajar durante tres años en la ciudad de Concordia con esta modalidad y quiero destacar que es sumamente importante y beneficioso para la comunidad este tipo de abordaje mancomunado sin que primen intereses políticos”, reflexionó el Subjefe.

Y cerró: “Nosotros somos materia dispuesta a reunirnos y empezar a trabajar”.

Desde el Municipio el viceintendente, Jorge Maradey, dijo a R2820: “Estamos cursando las invitaciones a los diferentes sectores para que confirmen su presencia en una reunión donde estén sentados todos los que deben estar”.

La foto que ilustra esta nota

Se trata de una imagen tomada sobre el puente del Arroyo El Cura, al iniciar la noche del miércoles. Allí todo es un camino negro que se pierde y que da miedo. Creer que se pueden subestimar las medidas de seguridad preventivas para circular por calles y tramas de estas características, es al menos una irresponsabilidad. Como así también lo es trasladar a decenas de familias a un lugar que, en circunstancias como las que narran las propias vecinas, se supone que debería urgir en las manos de alguien.

La realidad de las inmensa mayoría de estas familias da cuenta de que no hay vehículos disponibles para salir o ingresar del barrio, y si a eso se le suma la inseguridad que genera la falta de visibilidad en el largo trayecto a casa, transitar el día a día sin miedo para esas mujeres es una utopía, o mucho peor, una injusticia. Por que un mundo que alberga a un país que nos tira en la cifra y -en medio de una zanja o una arboleda- a una mujer muerta por día, vale la pena pensar que ninguna medida es extrema para contribuir con la seguridad de quienes se encuentran más vulnerables ante el deterioro del tejido social.

¿El alumbrado público y el colectivo ingresando al barrio es suficiente para sacar de la zona de riesgo a esas mujeres, adolescentes y niñas? No, seguramente no; pero como medidas preventivas son necesarias en muchos aspectos, más allá que en esta oportunidad estemos dándole a estos reclamos -por el origen y las circunstancias- una perspectiva específica de género.

 

El Estado, una vez más debe hacer el esfuerzo de comprender, que para decir #NiUnaMenos hace falta más -siempre mucho más- que apelar a lo simbólico. A veces, como en este caso, también hay que encender la luz.

 

Publicado por Río Bravo el 13/07/2017

 

Tomado de Reporte2820

 

Modificado por última vez en Jueves, 13 Julio 2017 15:01

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.