Domingo, 20 Agosto 2017 15:12

Cuando para el Estado la educación no vale dos camiones de brosa

Escrito por AIM

En la escuela rural Batalla de Maipú (Cuarto Distrito Clé, departamento Gualeguay) no hay clases cuando llueve; los caminos de tierra y la falta de mantenimiento no lo permiten. Hace tres meses, Orlando Sosa, director personal único de la institución, denunció esta situación y Vialidad hizo algunos trabajos pero al poco tiempo todo volvió a la indeseable normalidad. 

Orlando Sosa cuenta que el mayor problema es un tramo pantanoso de 12 metros de longitud que se solucionaría con dos camiones de brosa. La Junta de Gobierno prometió hacerse cargo

A la escuela 49 Batalla de Maipú, del Cuarto Distrito – Clé (departamento Gualeguay), se llega por caminos de tierra, como se llega a la mayoría de las escuelas y centros de salud ubicados en zonas rurales.

Lo que para quienes miran desde lejos y al pasar puede ser una postal pintoresca del la Entre Ríos rural, cuando el Estado no cumple sus funciones se convierte en una realidad tortuosa para sus pobladores; los que transitan esos caminos cada día.

Esos caminos quedan inaccesibles con cada lluvia por la falta de mantenimiento y el abandono de Vialidad. Con cada lluvia se pierde un día de clase el maestro (director personal único) Orlando Sosa denunció esta situación hace tres meses en diálogo con AIM. Después de la nota publicada por esta Agencia “empezaron a moverse un poco”, contó.

Se comunicó con el docente la diputada provincial Mariela Tassistro que en junio presentó un proyecto de resolución pidiendo al Ejecutivo provincial un plan de obras viales para garantizar el acceso a las escuelas rurales.

Además, Vialidad comenzó algunos trabajos: “A los pocos días andaban todas las máquinas trabajando, pero tiraron poca brosa unas paladitas en vez de tirar un camión que a Vialidad no le cuesta nada”.

Pero los empantanamientos y la imposibilidad para llegar a pie, en bicicleta o en moto, no tardaron en volver: “Uno entiende que después que llueve no puede andar nadie porque los caminos son de tierra, pero cuando seca deberían ponerse a trabajar otra vez. Hay un punto que está al lado de la escuela tendrían que que haber echado dos camiones de brosa y se acababa el problema”. Cuando no llueve, casi todo el camino está seco, menos un tramo de entre 10 y 12 metros donde hay un pantano.

Sin embargo, cuestionó, Sosa es el lugar donde menos se prioriza el mantenimiento: “Trabajan en las partes donde está bien el camino, cuando hay un camino que está bien le pasan la máquina y lo dejan cero. Nosotros lo que pedimos es que trabajen en los puntos donde se empantanan los camiones las camionetas”, insistió.

Justamente este viernes, se empantanó un camión que salía con producción y no lo podían sacar. Ante la falta de respuestas de Vialidad, el docente habló con la presidenta de la Juanta de Gobierno, Ana D’Andrea, que si bien recibe una partida de la provincia, no es suficiente para mantener los caminos aunque se compromoetió a “hacerse cargo de ese corte porque ya saben qué Vialidad no le va a dar importancia”.

Publicado por AIM Digital y reproducido por Río Bravo el 20 de agosto de 2017.

Modificado por última vez en Lunes, 21 Agosto 2017 12:39

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.