Viernes, 24 Marzo 2017 14:41

El violento oficio de dar testimonio

Escrito por Claudio Guido Puntel

En su carta abierta de 1977, Rodolfo Walsh realizó un análisis demoledor del primer año de la dictadura. Su denuncia sigue resonando en los crímenes económicos, sociales y sobre la vida humana que continúan, aun bajo gobiernos constitucionales.

No puedo cruzarme de brazos

e interrogar ahora al vacío.

(R.G.T)

Pudo haber sido una Underwood pavonada, no sé. Tal vez una Remington 280. Leí por ahí que fue una Olivetti, sin silenciador ni mira telescópica. Da igual. 

Rodolfo activó el qwerty, apuntó al corazón de la dictadura y con el índice accionó el primer disparo del título. 

Lleva 40 años el fuego de su metralla inagotable."Las causas que mueven la resistencia del pueblo argentino no estarán desaparecidas sino agravadas por el recuerdo del estrago causado y la revelación de las atrocidades cometidas", persiste su arenga.

Descargó plomo de linotipo para poner título a las noticias que seguimos leyendo. Dijo lo que otros callaron tantas veces, al develar que "desnacionalizando bancos se ponen el ahorro y el crédito nacional en manos de la banca extranjera, indemnizando a la ITT y a la Siemens se premia a empresas que estafaron al Estado, devolviendo las bocas de expendio se aumentan las ganancias de la Shell y la Esso,rebajando los aranceles aduaneros se crean empleos en Hong Kong o Singapur y desocupación en la Argentina". 

Fue implacable: "lo que ustedes llaman aciertos son errores, lo que reconocen como errores son crímenes y lo que omiten son calamidades".

Habló por el trabajador de la mesa vacía y los acusó en el rostro: congelan "salarios a culatazos mientras los precios suben en las puntas de las bayonetas".  

No borró las huellas, en cada disparo dejó estampados nombre, documento y fecha: Rodolfo Jorge Walsh; C.I. 2845022; Buenos Aires, 24 de marzo de 1977. 

 

Publicado por Río Bravo el 24 de marzo de 2017

Modificado por última vez en Viernes, 24 Marzo 2017 15:14

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.