Por disposición de la AFIP, comerciantes, prestadores de servicios y profesionales que operan con consumidores finales están obligados a aceptar pagos a través de tarjetas de débito desde el 1° de abril. Desde la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) señalaron que si bien no tendrán mayores problemas para adecuarse a su aplicación negocios establecidos, con antigüedad y ubicados en zonas comerciales, “no puede aplicarse a todos por igual” y afirmaron que debería contemplarse la particularidad de los los segmentos de baja facturación. 

Publicado en Actualidad