Imprimir esta página
Jueves, 17 Marzo 2011 02:43

El fantasma de la derecha

Escrito por Rafael Sosa para Río Bravo

De cómo Ramón Saadi se hizo progresista, y trescientos policías de Scioli se encargan de aconsejar a los ambientalistas.

Escalofríos

Primera elección del año. Lucía Benigna Corpacci Saadi, prima de Ramón y sobrina de Vicente, le gana a Brizuela del Moral (del cual fue vicegobernadora), y todo el kirchnerismo festeja en Catamarca, con felicitación de la presidenta incluida. Hasta ahí, la familia no se elige, y el proyecto nac & pop avanza en una provincia que lleva veinte años gobernada por los mismos sectores. Pero abrió la boca. La gobernadora electa manifestó que se siente “orgullosa de ser Saadi”, y que el Caso María Soledad “no fue como lo mostraron los medios”. Esa maldita costumbre de editar el pasado, avanza contra viento y marea, y el doble discurso se erige como la palabra única y sagrada.

Pavor

Trescientos policías bonaerenses son destinados a desalojar a un grupo de ambientalistas que se oponen a la destrucción de un espacio verde, y cuentan con el apoyo del defensor del pueblo de Vicente López, concejales opositores, diferentes organizaciones sociales y vecinos independientes. Ante la pacífica resistencia, detienen a un joven militante, a un abogado especialista en materia ambiental y a un miembro de la oposición. Enrique “japonés” García, intendente del partido desde 1987 en forma ininterrumpida, actual radical K, impulsa la construcción de un corredor vial costero de un kilómetro y medio, paralelo al Río de la Plata. Lejos de cumplir el fallo de sanear el Riachuelo, se intenta encarar una obra de innegable impacto ambiental, y sospechada por corrupción.

Angustia

Ramón Saadi gobernó una pobrísima Catamarca con mano de hierro desde el retorno democrático hasta la intervención federal que provocó la reacción popular por el asesinato de María Soledad Morales. En realidad, en su segunda gobernación reemplazó a su padre Vicente, quien falleció mientras ejercía también su segunda gobernación. Ese señor feudal catamarqueño, fue famoso por sus elecciones fraudulentas, traicionar a Perón y apoyar la guerra con Chile, entre otros méritos. Pero a pesar de su prontuario y el de su familia, Ramón tampoco conservó un prudente silencio tras el triunfo electoral.

Horror   

En la policía Bonaerense todavía quedan en funciones cerca de nueve mil policías que iniciaron sus funciones durante la última dictadura militar. Un importante porcentaje de ellos, tuvieron una participación activa en el terrorismo de Estado. Mientras tanto, los apologistas del modelo, como Verbitsky y compañía, denuncian que existen desarmaderos en las unidades penales, como si fuera una novedad. Las desapariciones de Julio López y Luciano Arruga, los casos de gatillo fácil y la represión de trabajadores, como en el emblemático caso de Terrabusi, ponen la lupa sobre la fuerza mientras Scioli mira para otro lado.

Llanto

Ramón pidió que se clarifiquen las “calumnias e injurias que se generaron a través de algunos medios”. Destacó que todo fue una “fábula”, y comparó a la monja Martha Pelloni con los “talibanes”. Simplemente, para hacer un poco de historia, la investigación por la violación seguida de muerte de María Soledad, tardó más de dos meses en comenzar, luego de que se lavó el cadáver, porque el principal implicado era el hijo del diputado Ángel Luque. Ramón usó la fuerza pública para evitar la cobertura periodística, y sus contactos en la Justicia quedaron en ridículo, cuando los jueces se hacían muecas burlonas durante el juicio de 1996, que posteriormente fue anulado. En un segundo proceso penal, se condenó a Luque y se ordenó investigar por encubrimiento a Saadi, a la policía de Catamarca, al ex comisario Patti y al propio Carlos Menem. Esto nunca se cumplió, y Ramón finalizó su mandato hace dos años como Senador por el Frente para la Victoria.     

Terror

El fantasma de la derecha se hace realidad, y todo lo que parecía confuso empieza a volverse más claro. La policía impide que les den agua a los manifestantes que se resisten a la destrucción del medio ambiente. Saadi asegura que “este gobierno cambió a la Argentina”. El proyecto del colector vial tiene el ancho de la Panamericana, y se cree que detrás hay grandes negocios inmobiliarios que podrían conectarse con el country Nordelta. El Canciller Héctor Timerman (que apoyó a Videla con su diario La Tarde), a través de twitter festeja el triunfo de Corpacci y se burla de Cobos y Sanz. De Guatemala a Guatepeor. La cuestión ambiental se está volviendo tan importante, que el candidato de Pino Solanas ganó la intendencia de Andalgalá (Catamarca), donde Bajo de la Alumbrera practica la mega minería, llena de cianuro el agua potable, y reprime con la complicidad de los gobiernos nacionales y provinciales. Más allá de las palabras, que vuelan con el viento, el fantasma de la derecha se nos aparece con su carne y sus huesos. Está en el gobierno y en algunos sectores de la oposición. Mete miedo.

Publicado por Río Bravo, el 16 de marzo de 2011.

 

Medios