Viernes, 19 Mayo 2017 01:33

Claudio Puntel: “Bordet hace primar el acuerdo con Macri y los trabajadores seguimos siendo la variable de ajuste”

Escrito por Ignacio González Lowy

El secretario general de Agmer Paraná denuncia el alineamiento centralista que se manifiesta no sólo en las propuestas salariales sino también en las políticas educativas. Hastío y bronca entre los docentes frente al “bicicleteo” con que el gobierno provincial maquilla el ajuste. 

Si bien las asambleas que definirán la aceptación o el rechazo de la “nueva” propuesta salarial para los docentes entrerrianos serán este viernes, desde Agmer Paraná confirmaron que ya el jueves por la mañana, ni bien conocida la información, el malestar se profundizó entre los trabajadores de la educación.

“Prácticamente no hay nueva propuesta”, asegura Claudio Puntel. En esta nueva versión, la propuesta salarial sigue siendo de 23,5% y no acumulativo, y sólo hubo un cambio mínimo en los tramos en que la recomposición salarial se abonaría. Además, se insiste con cláusulas extorsivos: si no se acepta, se descuentan 9 días de huelga. Puntel, secretario general de Agmer Paraná, señala que “poco rato después de concluida la audiencia se comenzaron a levantar manifestaciones de hastío ante este mecanismo de cuentagotas y contra la acostumbrada práctica de dar vuelta algunos ítems sin poner más dinero, para que la propuesta parezca más atractiva. Para ese tipo de maniobras el gobierno tiene verdaderos técnicos, podrían utilizar esa ingeniería en garantizar que los compañeros cobren su sueldo sin errores.”

Agmer Paraná, la principal seccional del sindicato, conducida por la agrupación Rojo y Negro, viene denunciando que el salario básico de los docentes entrerrianos está cada vez más lejos de superar la línea de pobreza. “Encima, hoy aprobaron en la legislatura mayor endeudamiento; ese es un camino de ida. A este punto nos lleva la dependencia del centralismo”, agregó Puntel en diálogo con Río Bravo.

Sobre el costo de vida, la seccional destaca en su documento de asamblea que, según los trabajadores del Indec, a través de la Junta Interna de ATE, una familia del área metropolitana de Buenos Aires debería cobrar 23.340,1 pesos como mínimo para poder cubrir sus necesidades mínimas.

El ajuste y la lucha

“Que a esta altura del año estemos obligando al gobierno a seguir discutiendo el aumento salarial y hayamos logrado superar el techo del 18% que Macri y Bordet pretendían imponer es mérito exclusivo de la lucha que sostenemos con el conjunto de los trabajadores de la educación”, señala el documento de Agmer Paraná. 

Efectivamente, los docentes han sostenido huelgas, asambleas y movilizaciones desde comienzos de año, y han llegado a ocupar el edificio del Consejo General de Educación, a realizar tomas simbólicas de departamentales de escuelas, volanteadas y la toma de la Escuela 15 de Colón; intentando destrabar el conflicto. Incluso, los delegados y dirigentes de Agmer Villaguay (seccional también conducida por la Rojo y Negro) llegaron a cruzar e interpelar al gobernador de la provincia en su visita a la ciudad cabecera del departamento.

De este modo, desde Agmer Paraná afirman que se pudo “frenar la carga de asistencias y paros con la suspensión de la 2566 para su derogación”, aunque denuncian que los montos retenidos por el Estado por los descuentos por huelgas y malas liquidaciones todavía deben ser devueltos a muchos docentes del Departamento. “Nos falta la derogación definitiva de la 2566 y demás legislación represiva y persecutoria; quitar la liquidación de nuestros sueldos de manos de la Lemon Data y el aumento para avanzar hacia un salario igual a la canasta familiar”, señalan en su documento.

Cabe destacar que los materiales puestos a discusión en las asambleas por Agmer Paraná no se limitan a poner el foco sobre la cuestión salarial. Aparecen entonces denuncias sobre la situación edilicia y de infraestructura de las escuelas, así como la insuficiencia de los montos de las partidas de limpieza y partidas para comedores: “el Plan Verano, anunciado pomposamente por Bordet y sus funcionarios quedó en el anuncio”. 

Uno de los ejes, tanto en el diálogo con Puntel como en los materiales mencionados, es el cuestionamiento al “Plan Maestro” con el que el gobierno de Macri “pretende avanzar en el ajuste sobre la escuela pública, buscando el vaciamiento para su privatización. Se trata de un plan diseñado también para llevarse puestos el Estatuto del Docente y todos nuestros derechos conquistados con años de lucha.” Por ello, desde la seccional convocan al conjunto de la docencia del departamento y de la provincia a discutir un programa de estudio, debate y lucha para responder a la propuesta oficial.

Publicado por Río Bravo el 18 de mayo de 2017. Foto: El Entre Ríos.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.