Miércoles, 06 Septiembre 2017 02:23

El día que Noceti salió a hacer timbrazos por Gualeguay

Escrito por Rafael Sosa

No es un funcionario más. Se trata del Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad. A pesar de que Patricia Bullrich intentó explicar que “estaba de paso” por Esquel, hay imágenes y testimonios que lo ponen en la escena de la represión de la Gendarmería a la comunidad de Pu Lof en la cual fue visto por última vez Santiago Maldonado.

No es un funcionario más. Se trata del Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad. A pesar de que Patricia Bullrich intentó explicar que “estaba de paso” por Esquel, hay imágenes y testimonios que lo ponen en la escena de la represión de la Gendarmería a la comunidad de Pu Lof en la cual fue visto por última vez Santiago Maldonado. Más allá de este caso en particular, el Dr. Pablo Noceti tiene un currículum vinculado a la defensa de militares que participaron del Terrorismo de Estado, y en la misma línea, fue parte del buffet que años anteriores defendió a Leopoldo Fortunato Galtieri. Durante febrero de este año, vino a la provincia de Entre Ríos, y participó en la ciudad de Gualeguay de un encuentro sobre Narcotráfico en el que participaron autoridades de las fuerzas de seguridad (Policía de Entre Ríos, Policía Federal, Gendarmería), como así también funcionarios judiciales y municipales. 

Salir a timbrear

Como sucede habitualmente, especialmente, por el lado de los funcionarios del PRO (cabe recordar que Cambiemos es un frente), aprovecharon la reunión política para realizar los tradicionales timbrazos, en los que recorren determinadas zonas de la ciudad con una comitiva para “escuchar de primera mano” las demandas. Una de las tantas improntas posmodernas que tiene el partido político del presidente. De los timbrazos participaron el propio Noceti (en la imagen con barba y estrechando la mano de un vecino), el ex candidato a gobernador, y actual Senador Nacional Alfredo De Ángeli, junto con autoridades municipales. Corría el 18 de febrero, seguramente, un sábado de mucho calor en la ciudad del Corso más divertido del país, cuando los funcionarios habrán intercambiado impresiones con los vecinos, principalmente, del centro, según se desprende de las fotos. Vamos a otorgarles el  beneficio de la duda a las autoridades locales. Tal vez no conocían el historial profundamente antidemocrático de este abogado, que ya conoce Entre Ríos porque en su actividad privada vino al Juzgado Federal de Concepción del Uruguay a participar de la defensa de genocidas. Pero ahora ya lo conocen. Esperemos que en un tema tan sensible como el narcotráfico, o en cualquier otro, las directivas a las fuerzas de seguridad que operan en la Provincia no recaigan en manos de esta persona. 

La pregunta urgente

Por lo pronto, la urgencia es esa pregunta que nos moviliza: ¿Dónde está Santiago Maldonado? Una pregunta que destroza la grieta, que no tiene color político, ni ideología. Una pregunta elemental. No podemos permitir que nos vuelva a pasar esto. En este sitio hemos denunciado el brutal endeudamiento durante el gobierno kirchnerista; la angustiante situación de los productores entrerrianos y de las economías regionales; la corrupción; la presencia de Milani al frente del Ejército, la situación de los trabajadores de la provincia, los negociados del Gobierno, los contratos con el Jardinero de los Kirchner; las características de la nacionalización de YPF que hoy estamos sufriendo. Nadie nos puede acusar de ser arribistas en la crítica, ni de haber mirado para otro lado cuando se ven afectados los intereses de la Patria Grande, de la Patria Chica y del Pago entrerriano. La defensa de los Derechos Humanos, así con mayúsculas, no puede tener una grieta, ni siquiera una fisura. Tanto el peronismo como el radicalismo, por citar los partidos tradicionales de nuestro país, tienen en sus filas personas enormemente comprometidas con esta lucha. No podemos permitirnos un desaparecido en democracia, y las personas que no están de acuerdo de eso, no deberían tener lugar en ningún Gobierno, sea del color que sea. Hubo un grito que fortaleció esta democracia que ya lleva más de treinta años y ese grito fue …

Nunca Más …  

Publicado por Río Bravo el 5 de septiembre de 2017.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.