Se lanzó este jueves en Entre Ríos la campaña nacional para combatir el narcotráfico y luchar por políticas de prevención de adicciones y acceso y permanencia en educación, cultura y deporte para la juventud argentina.

El sábado pasado, Clarín anunció alegremente una reforma a la Ley de Tierras. Ésta significa mayor extranjerización y dependencia, con la excusa de atraer inversiones.

Educación 137: Nombre extraño para un congreso de educación que prepara el terreno hacia una reforma más, de las tantas, en épocas de globalización neoliberal capitalista. Un congreso organizado por el gobierno porteño que nos permite conocer adónde apuntan.

Conocido como el jardinero de la familia Kirchner, el empresario Ricardo Barreiro quedó otra vez bajo la lupa de la Justicia. La Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) radicó una denuncia ante la Justicia federal de Rosario para que investigue si el patagónico integra un conglomerado de empresas sospechada de lavar millones a través de supuestas exportaciones.

Una respuesta a la respuesta de Panozzo (presidente del Consejo General de Educación de Entre Ríos) a la carta de la maestra entrerriana Yohana Fucks. Y, sobre todo, a su participación en las luchas de la docencia entrerriana en defensa de la educación pública.

La causa la promovió el abogado Guillermo Mulet, luego de que el presidente de la Cámara de Diputados lo acusara de encubridor de delincuentes y de haber sido detenido por la policía en una ocasión. Este martes se realizó la segunda audiencia de conciliación donde el ex gobernador podía ratificar o rectificar lo dicho. Ante su ausencia, ahora la causa va camino al juicio. 

La cámara de Diputados de la provincia de Entre Ríos acaba de dar media sanción al proyecto de ley que supuestamente propone prohibir el fracking en la provincia. Pero sucede que leyendo bien el contenido del mismo, parece que en realidad lo que se busca es hacernos creer que los entrerrianos estamos blindados para hacer frente a cualquier intento de las petroleras por ingresar con fracking al territorio, de manera de bajar los brazos y cesar en nuestros justos y legítimos reclamos.

Cuando era muy niña mi mamá solía contarme historias de “superhéroes locales”; así le gustaba referirse a San Martín, Belgrano, Moreno, Castelli, entre otros. Una de mis historias preferidas era aquella que concluía con la frase que utilizó el Presidente de la Primera Junta de Gobierno –Cornelio Saavedra- para anunciar que el cuerpo de su declarado opositor, Mariano Moreno, se hallaba sepultado en la inmensidad del mar: “Hacía falta tanta agua para apagar tanto fuego”. 

La expresión “ni una menos” es como un grito que pone en evidencia, a lo largo y lo ancho del país, el trabajo silencioso y desgastante de muchas ONGs que desde hace años abrazamos la vocación  por  desterrar este flagelo: la violencia en el ámbito familiar.