“El fútbol no escapa a los estereotipos que la cultura patriarcal capitalista ha impuesto”, afirma el autor de la nota, quien entre otros aspectos analiza el rol de los medios y de los clubes en los hechos de violencia.   

 “El fútbol no escapa a los estereotipos que la cultura patriarcal capitalista ha impuesto”, afirma el autor de la nota, quien entre otros aspectos analiza el rol de los medios y de los clubes en los hechos de violencia.   

El 26 de diciembre por la noche los senadores entrerrianos dieron media sanción, a un proyecto de ley que regula el uso de “fitosanitarios” en nuestra provincia. Esa es la noticia que todos conocemos, que los medios han replicado y que muchos miran de reojo sin entender bien de qué se trata.

Los de la foto son Dani y Coca. Los de la foto son raíz. Y también son un pedazo del corazón de ese pueblo que protagonizó las jornadas de aquel 19 y 20 de diciembre de 2001. Son de aquellos primeros integrantes que se fueron sumando a la Corriente Clasista y Combativa en Paraná, allá en la prehistoria del kirchnerismo. 

La represión desatada en los alrededores del Congreso Nacional consiguió que los diputados de Cambiemos y sus aliados (entre ellos los “de” Bordet) aprobaran un manotazo al bolsillo de los/as jubilados/as. Docentes entrerrianos también la ligaron. Unitarismo, hipocresía y violencia por parte de una alianza de gobierno cada vez más antipueblo.

Tiene una de las mayores concentraciones de glifosato a nivel mundial. Relatos de vecinos que denuncian que, salvo la soja, todo lo demás se muere en este pueblo entrerriano fumigado.

En la medianoche de ayer miércoles 29 de noviembre, a la hora en que eran menos los que los podían observar, el senado de la Nación dio media sanción a la (contra) reforma previsional y a la ley que cristaliza el pacto fiscal con los gobernadores. Trampas discursivas de quienes dieron el visto bueno a esta nueva estafa al pueblo argentino.

El jueves, los agentes de la Policía Federal y el grupo Albatros entraron golpeando las puertas de las casas levantadas por los Mapuche en la comunidad Winkul Mapu, en el lago Mascardi. En ese lugar, a 35 kilómetros de Bariloche, había mujeres y niños. Un mapuche fue asesinado en la represión.

Reproducimos el discurso esgrimido por representantes de los vecinos de Paraná movilizados para exigir al Municipio que no avance con el Proyecto de venta de una parte del Parque Botánico para ubicar allí el centro de operaciones de la empresa ERSA. Si bien por ahora los vecinos organizados y las organizaciones ambientalistas lograron frenar la venta, la lucha continúa.